La excavación en terrenos blandos y medios se realiza mediante el uso de barrenas de hélice cortas. En caso de terrenos más duros se hace necesaria la inclusión en la barrena de dientes con puntas de widia. En terrenos muy competentes y roca se utiliza una corona circular con puntas de widia.Una vez alcanza la profundidad objetivo se realiza la limpieza del fondo de la excavación mediante el uso de un cazo (“bucket”).

Posteriormente al limpiado del fondo se procede a introducir la armadura de acero con la ayuda de un equipo auxiliar (grúa). Para garantizar el recubrimiento mínimo necesario de la misma, se levanta 20 cm sobre el fondo de la excavación y se colocan separadores para su correcto centrado. Después de colocar la armadura se comienza con el hormigonado. Para verter  el hormigón dentro de la perforación correctamente evitando segregaciones y exudaciones, se utiliza un tubo “Tremie”. Este tubo se introduce por dentro de la armadura hasta alcanzar el fondo de la perforación. A continuación se comienza a bombear el hormigón que debe ser de consistencia fluida.

Conforme avanza la fase de hormigonado se va subiendo simultáneamente el tubo Tremie, pero teniendo la precaución de mantenerlo siempre unos dos metros introducido en el hormigón fresco. Cuando el hormigón alcanza la cota de la rasante del terreno se concluye con el hormigonado.

arquitectura-intervencion-ingenieria-aycm-arcomed-22La fachada ventilada es posiblemente el mejor sistema para la rehabilitación de edificios: mejora de la eficiencia energética del edificio, eliminación condensaciones de humedad, durabilidad, nulo mantenimiento y flexibilidad de diseño son algunas de las características que definen este sistema. De hecho, el Real decreto 133/2013 que regula el Plan Estatal de rehabilitación edificatoria y regeneración urbana 2013-2016, tiene en cuenta y acepta los incrementos de volumen de fachada que implica este sistema.

Este sistema de fachada permite el aislamiento térmico continuo de la envolvente del edificio, lo que unido a la cámara abierta entre esta capa aislante y el revestimiento cerámico, mejoran la eficiencia energética del edificio rehabilitado: en verano, reduce la absorción de calor y mejora su disipación mediante movimientos convectivos del aire en el interior de la cámara, mientras que en invierno, reduce las pérdidas de calor, así como la eliminación de puentes térmicos y condensaciones.

La termografía infrarroja permite comprobar la mejora de la eficiencia térmica de la fachada ventilada, tras una obra de rehabilitación. Los resultados muestran la gran reflexividad de la fachada cerámica y por lo tanto una baja absorción de calor en verano y la eliminación de humedades por condensación y puentes térmicos en invierno. Todo esto redunda en un menor gasto en calefacción y aire acondicionado.

AYCM Technical Management
Avenida Cristobal Colón 13-D
CP 30892 Librilla
Murcia
Telf.: 968 659 367
eMail: info@aycm.es
Mañanas de lunes a viernes: de 9:30 a 14:00 h.
Tardes de lunes a jueves: de 16:30 a 20:30 h.
Copyright © 2021 AYCM.ES - Todos los derechos reservados
magnifiercrossmenu